Manifest Sopar Solidari amb Cuba de Mollet 2018

Des de Mollet amb Cuba nos alegramos de poder daros la bienvenida una vez más a nuestro acto más emblemático del año como es esta Cena Solidaria con Cuba que llega a su undécima edición. Una cena con la que empezamos el curso, nos encontramos con amigos y amigas de Cuba y celebramos un año más de nuestra entidad.

Afortunadamente, contamos con un buen grupo de compañeros y compañeras que, gracias a su trabajo incansable, tiempo y esfuerzo hacen posible que un evento como este y toda la actividad que llevamos a cabo durante todo el año sea una realidad.

Queremos dar la bienvenida a los representantes del Consulado General de Cuba en Barcelona que nos acompañan. Especial mención queremos hacer a la compañera Mabel Arteaga, cónsul general que en breve finalizará su misión diplomática en Barcelona. Desde aquí le queremos hacer llegar todo nuestro cariño y gratitud por su apoyo y atención durante estos años y enviarle nuestros mejores deseos en su próximo destino.

Del mismo modo también queremos dar la bienvenida a los representantes del Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela que también nos acompañan. En estos momentos de asedio por parte del imperialismo y sus lacayos que sufren en la patria de Chávez les queremos hacer llegar nuestra solidaridad y apoyo incondicional en defensa de la soberanía de Venezuela y la Revolución Bolivariana. Como demuestra la heroica resistencia del pueblo venezolano, esta Revolución no se va a detener por muy duro que sea el azote imperialista.

Como siempre que celebramos esta Cena pretendemos poder llenar este Mercat Vell con una finalidad altruista. En esta ocasión, la recaudación de esta noche irá destinada íntegramente al Contingente Henry Reeve de las Brigadas Médicas Cubanas. Esta aportación, a parte de una ayuda económica para su labor, pretende ser un reconocimiento al ejército de batas blancas, como le llamaba el añorado Comandante Fidel. Un ejército de médicos, enfermeros y demás personal sanitario que sus invasiones consisten en llegar a los rincones más recónditos de los pueblos golpeados por terremotos, huracanes, epidemias, etc y atender a aquellos más necesitados. Ejemplos recientes de ello son su asistencia a los damnificados por el terremoto en el Nepal o los afectados por el brote de ébola en el África Occidental. Estas Brigadas Médicas son el mayor símbolo de la aportación de la Revolución Cubana al mundo, una mano extendida a todos los pueblos con unos hombres y mujeres dando lo mejor de sus vidas por la causa de la Humanidad.

Lamentablemente en un mundo donde predomina un capitalismo salvaje caracterizado por el egoísmo más atroz una pequeña isla que lo cuestiona con un sistema esencialmente humanista y solidario le supone una amenaza. Poco cambia la política exterior estadounidense por mucho cambio que haya de inquilino en la Casa Blanca, aunque ahora se muestre de forma más agresiva y grotesca. Es por ello que año tras año seguimos denunciando el criminal bloqueo comercial, económico y financiero que Estados Unidos aplica contra Cuba en un acto de injerencia intolerable como indica la votación en cada Asamblea anual de la ONU. Una agresión que en las más de cinco décadas que lleva efectuándose se ha demostrado infructuosa en su intento de derrotar la voluntad del heroico pueblo cubano en la defensa de su soberanía y su Revolución.

A pesar del bloqueo, Cuba sigue siendo un referente a nivel mundial en sanidad como lo demuestran los avances que suponen el descubrimiento de vacunas contra el cáncer de pulmón, el cáncer de piel, la hepatitis B o el VIH.

A pesar del bloqueo, Cuba sigue siendo referente en el campo de la educación con un país libre de analfabetismo, un sistema educativo al que los niños y niñas cubanas acceden de forma gratuita desde infantil hasta la Universidad y exporta su lucha contra el analfabetismo con el programa Yo Sí puedo que llevan a cabo maestros cubanos desplazados por todo el mundo y que ha conseguido alfabetizar a casi diez millones de personas.

A pesar del bloqueo, Cuba no renuncia a su soberanía ni a su democracia. Por ello, actualmente el pueblo cubano vive inmerso en un proceso participativo de reforma constitucional, con un amplio debate que se lleva a cabo en barrios, pueblos, instituciones y en organizaciones de masas para profundizar en las mejoras y reformas que toda sociedad requiere para seguir avanzando en la participación y sostenibilidad del socialismo que tantos avances ha supuesto para el pueblo cubano en los ya 60 años de Revolución Cubana.

Radicalmente distinto es el panorama en nuestro país a día de hoy donde los derechos sociales están en franco retroceso durante los últimos años. Un momento en que derechos como el tener un trabajo digno o una vivienda solo se sostienen sobre un papel pero a diario vemos los estragos que causa la precariedad laboral, como se demuestra en los casos más extremos la alta siniestralidad laboral con centenares de trabajadores que fallecen en su puesto de trabajo o las familias que son privadas de su vivienda en beneficio de la usura bancaria.

Somos testigos del serio retroceso que estamos sufriendo en lo que se refiere a derechos políticos y libertades como lo revelan los presos políticos catalanes por defender el derecho a la autodeterminación, los sindicalistas presos por ejercer su derecho a huelga y la dignidad de los trabajadores o los procesos judiciales abiertos a cantantes de rap o usuarios de redes sociales que se muestran disconformes con el régimen español.

Por todo ello, aquellos que aspiramos a un cambio social nos miramos en el espejo de Cuba con la voluntad de aprender de todo su proceso revolucionario que el próximo primero de enero cumplirá su 60 aniversario.

Desde Mollet amb Cuba no cesaremos en nuestro empeño por apoyar la Revolución Cubana y en la solidaridad con el pueblo cubano y todos los pueblos del mundo.

Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *